Teclados para videojuegos – ¿Por qué son tan confusos?

g910-orion-spark-rgb-mechanical-gaming-keyboard

g910-orion-spark-rgb-mechanical-gaming-keyboardSi eres gamer, lo más seguro es que conozcas la ardua tarea de escoger un buen teclado para tu computadora de videojuegos. Existen una gran variedad de modelos en el mercado y realmente la única forma de saber cuál puede ser mejor es probándolos de primera mano, aunque muchos no tienen esta oportunidad. Sea cual sea tu caso, entre tantas opciones es común que surjan dudas, es por eso que te dejamos algunas características que debes considerar a la hora de tomar esta difícil decisión:

¿Con cables o inalámbrico?

Hoy en día puedes utilizar un teclado sin necesidad de la conexión por cable, pero, ¿crees que sea lo mejor? Esta opción te libera del desorden que pudiera crearse en tu escritorio, además de ofrecerte una manera más cómoda de jugar desde largas distancias. Desafortunadamente, esto tiene sus contras: el sistema funciona vía Bluetooth o por radio frecuencias, ninguno de los cuales ofrece una velocidad de respuesta óptima. Definitivamente lo mejor sería un teclado con cable más largo para poder colocarlo donde desees, siempre y cuando te encargues de mantener la superficie libre de enredos. Además, ¡sale mucho más económico!

Interruptores de tecla

Los “key switches” son muy importantes dentro de la estructura de tu teclado, ya que determinarán qué tan sencilla o complicada será su reparación de ser necesaria, la fluidez del tecleo, su discreción respecto al ruido, y durabilidad. Estas son las mejores opciones:

  • Silicón: Los más comunes y accesibles en el mercado. Sus características proveen una experiencia cómoda, libre de ruidos. Sin embargo, lo que molesta a muchos gamers es que requiere que el usuario deba presionar las teclas hasta el fondo para que funcionen, lo cual probablemente ocasione experiencias negativas en juegos de rol online, dungeons o aquellos de reacción rápida.
  • Mecánicos: Los preferidos entre videojugadores, pues ofrecen un excelente feedback, son más fáciles de reparar, más sensibles y tienen mayor durabilidad. Lo malo: este tipo de teclados pueden ser bastante ruidosos, por lo que si vives acompañado deberás pensarlo dos veces o preguntar a tu compañero antes de comprarlo.